martes, 29 de junio de 2010

La enuresis y unas estadísticas que preocupan



Mucho se ha hablado de la enuresis y del largo y difícil proceso que conlleva su tratamiento. Por esa razón siguen asombrando las estadísticas respecto a la importancia que se le da a esta enfermedad. Apenas el 30% de las familias que tienen un niño con enuresis decide acudir a un pediatra en busca de un tratamiento adecuado, según unas estadísticas publicadas hace algunos días en un artículo en El País. 



Esta situación resulta desconcertante principalmente si consideramos que cerca del 22% de nuestros niños en edad escolar sufre de incontinencia infantil, o lo que es lo mismo, la perdida involuntaria de orina a una edad en la que el control de la micción o del pis, debería estar ya establecido. Aquí hay que puntualizar que entre los seis y los diez años también es frecuente que a los niños se les escape alguna vez el pis de noche, pero eso no es tener enuresis. 



En todo caso, hay algo que sigue llamando la atención y es el hecho de que muchos padres le den todavía poca importancia a la enuresis y en algunos casos decidan ocultarla, actitudes que lo único que hacen es agravar el problema y debilitar la confianza y autoestima de nuestros propios hijos.



En relación a este hecho, en la referida publicación del diario El País, leímos una reflexión de Santiago García, jefe de la sección de pediatría en el hospital San Juan de Dios de Barcelona, que nos llamó bastante la atención. "¿Por qué un niño diabético, que asiste a un campamento de verano, puede inyectarse insulina sin que nadie se meta con él y otro a su lado es objeto de burla e insultos si moja la cama? Ambos sufren una enfermedad y ambos se merecen el mismo respeto". Sin duda una gran verdad que debería tender a sensibilizar al entorno para que se tome en serio la enfermedad.



Recordad que nuestros hijos no son los únicos que enfrentan el problema; somos nosotros, como padres, los que también sufrimos con ellos la enfermedad. Además no somos los únicos. Personajes famosos como George Orwell o Michael Landon, muy querido por la serie La Casa de la padrera, también sufrieron esta enfermedad. Landon mojó la cama hasta los 15 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada