martes, 25 de enero de 2011

Juegos educativos para niños


El juego, además de ser una actividad, ayuda al niño a desarrollar todas sus funciones psíquicas, físicas y sociales. Los niños desarrollan las múltiples facetas de su personalidad: aprenden a relacionarse con el entorno, desarrollan sus aspectos más creativos y perfeccionan sus múltiples habilidades.

Los juegos permiten a los niños y niñas explorar e imitar el mundo que les rodea, poner en marcha los mecanismos de su imaginación y desarrollar su creatividad. El juego, además, es uno de los mejores métodos de aprendizaje, ya que lo que se aprende jugando se asocia con la diversión y es, por tanto, más fácil de recordar. Cuando juegan, los niños ponen en práctica los conocimientos sociales adquiridos, aprendiendo así a socializarse. Los expertos coinciden en que es una parte fundamental para el desarrollo intelectual y afectivo del niño.

Los juegos y juguetes más beneficiosos son los que promuevan la propia creatividad y la participación del niño. Algunos juguetes, especialmente los que imitan a personajes del cine o la televisión, pueden resultar muy atractivos, pero no demasiado instructivos, ya que los niños juegan según los guiones marcados por otros. Por el contrario, existe otro tipo de juguetes que no disponen de un guión predeterminado, sino que ofrecen al niño un amplio abanico de posibilidades de juego. Como por ejemplo, la arcilla, los muñecos o los bloques de construcción permiten infinidad de combinaciones, de roles y de situaciones.

No obstante si nuestro hijo sufre enuresis, debemos vigilar sus horas de juegos e intentar que no realice juegos ni actividades que le puedan acelerar antes de irse a dormir, es decir, debemos tratar de que las horas anteriores a su hora de acostarse las actividades que realice sean mas calmadas, como la lectura o un baño. De este modo, conciliará de una manera más rápida y tranquila el sueño.

Fuente. Cosas de bebes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada