viernes, 3 de junio de 2011

Epilepsia y Enuresis


Además de losproblemas psicológicos que acarrea la enuresis, también la incontinencia infantil puede venir asociada a distintos trastornos, entre ellos, la epilepsia:

¿Qué es la Epilepsia?

Es un trastorno cerebral que se caracteriza por convulsiones recurrentes de algún tipo. La epilepsia es un término que indica cualquier trastorno caracterizado por convulsiones recurrentes y una convulsión es un trastorno pasajero que afecta la función cerebral y está dado por una descarga neuronalparoxística anormal.
Es un padecimiento común y se conoce desde la antigüedad.
El 1,5 al 5,0% de la población puede presentar una convulsión en su vida. La epilepsia puede afectar a personas de cualquier edad.

¿Qué la provoca?

Los ataques epilépticos son episodios que alteran la función cerebral y producen cambios en la atención o el comportamiento y están dadas por una excitación eléctrica anómala del cerebro.

La epilepsia en ocasiones, se relaciona con una condición temporal, como exposición a drogas, supresión de algunos medicamentos o niveles anormales de sodio o glucosa en la sangre. Este tipo de ataques es posible que no se repitan una vez que se corrige el problema subyacente.

En otros casos la epilepsia es secundaria a una lesión cerebral (apoplejía o lesión en la cabeza) lo que provoca que el cerebro se vuelva excitable de manera anormal.
En algunos pacientes la anomalía es hereditaria, lo que afecta las neuronas del cerebro y conduce a las convulsiones. En algunos casos no es posible identificar la causa.

Otras enfermedades a las que puede asociarse la enuresis o incontinencia infantil nocturna:

— Infección urinaria / cistitis
— Malformaciones nefrourológicas
— Insuficiencia renal
— Ciertos tipos de Diabetes
— Afecciones del sistema nervioso central
— Problemas neurológicos lumbo-sacros

Hacerse pis no es un problema que haya dejar correr… Pero nuestra intención no es “alarmar” sino que no se simplifique a términos de “ya pasará/ el niño no quiere” etc., sino que se aconseja acudir a un médico especialista para aclarar que no hay relación directa con alguna de estos trastornos o poner en marcha el tratamiento que ellos consideren adecuados.

Fuente: Universidad de Barcelona. Anuario de Psicología y Entornomédico.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada