Mostrando entradas con la etiqueta tratamientos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta tratamientos. Mostrar todas las entradas

martes, 13 de octubre de 2009

Limitaciones psicológicas por culpa de la Enuresis


La enuresis causa un sentimiento de ridículo y baja autoestima en el niño que puede traer como consecuencia trastornos psico-afectivos y desórdenes psíquicos.

En niños de entre 8 y 16 años, mojar la cama se considera como el tercer acontecimiento más traumático después del divorcio o las peleas entre sus progenitores.
Consideran esta experiencia mucho peor que ser objeto de bromas o ser excluido.

Un estudio elaborado por la Universidad de Umea (Suecia), al que ya hemos hecho referencia,
concluyó que el temprano tratamiento en niños pequeños es aconsejable para prevenir alteraciones psicológicas futuras.

Los niños enuréticos manifiestan un deterioro anímico notable en comparación con otros niños. Si los escapes involuntarios de pis no se controlan a tiempo, los pequeños pueden entrar en un ciclo de decaimiento y tristeza que puede ir en aumento, y conllevar graves secuelas psicológicas, como la agresividad y la depresión.

Consulta con nuestra doctora al respecto en Incontinencia Infanitil.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Enuresis: Cerca de un millón de niños de entre 5 y 15 años padece incontinencia urinaria nocturna en España


Más del 50% de los padres no consulta este problema con un especialista, ya que lo percibe "como algo que hay que ocultar".

El doctor Juan Carlos Ruíz de la Roja, del Servicio de Urología del Hospital Universitario Santa Cristina, director del Instituto Urológico Madrileño y representante de la Asociación de Familiares y Pacientes con enuresis, AFYPen acaba de presentar los resultados de una encuesta realizada entre pediatras de toda España sobre la incidencia de este problema.

El especialista destacó que un 21,6 por ciento de la población escolar continúa mojando la cama por la noche, principalmente varones (60%), y un 62,2% de los afectados cuenta con antecedentes familiares.
A pesar de estos datos, como hemos comentado habitualmente en este blog, son muy pocos los que consultan o conocen la enfermedad: sólo un 45,5% de los padres recurre a un especialista, lo que se traduce en que más de un 50 por ciento de los niños no recibe tratamiento ya que se percibe "como algo que hay que ocultar, y así se traslada a los hijos, por lo que el problema se complica", lamentó De la Roja. "Se culpabiliza al niño cuando se trata de un problema fisiológico en más de un 90 por ciento de los casos".

Y ahora que los niños vuelven del verano, de los campamentos y comienzan el colegio, destaca su referencia a la incidencia de la enuresis sobre el rendimiento escolar, ya que los menores afectados "tienen un sueño interrumpido, porque es frecuente que los padres los levanten entre dos o tres veces durante la noche para evitar que se orinen".

La relación del niño con el resto de sus compañeros también se ve deteriorada, subrayó el experto, que indicó que el hecho de orinarse por la noche "supone que no vaya a campamentos y que no acudan a casa de amigos a dormir, con lo que su integración en clase se ve dificultada”.
A este respecto, queremos destacar el post que hicimos anteriormente sobre trucos para ir de campamento: aquí

TRATAMIENTOS
Respecto a la terapia, De la Roja indicó que los tratamientos farmacológicos ofrecen resultados "en el primer mes", aunque es conveniente extender el tratamiento durante un periodo que oscila entre los seis meses y un año, en función de la edad del menor.

De gran parte de estos tratamientos, seguiremos hablando a lo largo de este mes en el blog

Consulta con nuestra pediatra en www.incontinenciainfantil.es